Periodoncia

  • AMk_Asisi_65

La enfermedad periodontal (o de las encías), más popularmente conocida con el nombre de “piorrea”, es una infección que va afectando poco a poco y de manera progresiva a los tejidos que circundan y soportan nuestros dientes. Es la principal causa de pérdida de piezas dentarias en personas adultas. De hecho, después de los 35 años, cerca del 75% de los adultos están afectados por alguna forma de enfermedad periodontal.

La enfermedad está causada por una serie de microorganismos, placa bacteriana, que habitan normalmente la cavidad bucal ocasionando una inflamación en las encías y una destrucción lenta y progresiva del hueso que soporta los dientes provocando la caída de los mismos.

La placa bacteriana es una película delgada, pegajosa y blanquecina que se forma constantemente sobre los dientes, adhiriéndose a ellos y a los tejidos periodontales, en los que colonizan las bacterias responsables de la caries y de la enfermedad periodontal. Estas bacterias invaden el tejido sano y, aprovechando los residuos de los alimentos, los azúcares y las proteínas de la saliva pueden crear, además de ácidos que dañan el esmalte de los dientes, toxinas y enzimas que alteran las funciones normales de las células, dañando las encías.

En la fase inicial o temprana de la enfermedad (gingivitis) las encías aparecerán enrojecidas e inflamadas, sangrando con facilidad. En esta fase la enfermedad es aún reversible, ya que no hay destrucción de los tejidos, y puede ser eliminada, además de con un tratamiento odontológico apropiado, con el cepillado diario y el uso del hilo dental (eliminará la placa bacteriana entre los dientes, donde no llega el cepillo, y removerá restos de alimentos retenidos bajo la encía).

Si no se soluciona en la fase de gingivitis (la enfermedad gingival cursa generalmente sin dolor, por lo que el paciente puede desconocer que la padece), es capaz de evolucionar hacia una fase más avanzada (periodontitis), en la que existe afectación del ligamento periodontal (unión del hueso con la raíz dentaria) formándose bolsas periodontales y provocando serios daños en las encías y el hueso que soporta los dientes (pudiendo ocasionar incluso la destrucción del hueso), con lo que los dientes pueden perderse, caerse o requerir ser extraídos por el dentista.

Algunos de los signos o síntomas más habituales de la enfermedad periodontal pueden ser los siguientes: encías que sangran espontáneamente o con el cepillado de los dientes; encías enrojecidas, inflamadas o blandas; mal aliento que no se elimina con esmerada higiene; mal sabor de boca; pus entre dientes y encías cuando se presiona; dientes flojos; pérdida de dientes; cambios de posición de los dientes, así como separación, sobre todo en los dientes anteriores; cambios en el ajuste de las prótesis; etc.

Periodoncia es aquella rama de la Odontología que se encarga del estudio y del tratamiento de los tejidos que rodean y dan soporte a los dientes, así como de las alteraciones que los afectan (enfermedad periodontal). Los tratamientos periodontales actuales, realizados a tiempo, mejorarán las condiciones de las encías y del hueso de soporte de los dientes evitando su destrucción. Dichos tratamientos utilizan un gran número de nuevas técnicas (injertos gingivales, injertos óseos, etc.) y materiales que permiten conservar los dientes por más tiempo y en mejores condiciones.

El tipo de tratamiento dependerá del tipo de enfermedad y de su avance. Puede realizarse una limpieza profunda que incluya un raspado para remover la placa y depósitos de sarro por debajo de la encía. También puede hacerse un alisado de las raíces para que la encía pueda cicatrizar y adherirse nuevamente al diente. Cuando existen bolsas periodontales profundas hay que recurrir a la cirugía.

Se levanta la encía para alcanzar las zonas que requieren la eliminación del sarro y la placa que ocasionan la infección, se limpia y se alisa la raíz del diente y se suturan las encías en su posición normal o en una posición nueva que facilite su limpieza. Cuando ha habido destrucción de hueso se puede utilizar la cirugía de hueso para reconstruirlo o darle una nueva forma, utilizándose injertos de hueso del paciente, injertos artificiales o membranas. En ambos casos hablamos de Cirugía Periodental

Servicios

Servicios Denti Plus por MK.ASSIS

AMk_Asisi_65

Periodoncia

La enfermedad periodontal (o de las encías), más popularmente conoci...

Leer mas...
Mk_Asisi_69

Estética Dental

La estética dental, como su nombre lo indica, cubre todo aquello que ...

Leer mas...
AMk_Asisi_22

Implantes

Un implante dental es una estructura artificial con forma de tornillo,...

Leer mas...
AMk_Asisi_55

Ortodoncia

Es la rama de la Odontología especializada en el diagnóstico, preven...

Leer mas...
Mk_Asisi_6

Cirugías

Cirugía mucogingival: Se refiere a la Cirugía Plástica Periodontal....

Leer mas...
AMk_Asisi_64

Odontología Pediátrica

El colectivo infantil precisará de una atención odontológica especi...

Leer mas...
Mk_Asisi_2

Blanqueamiento Dental

Blanqueamiento dental: si preguntamos a una persona como le gustaría ...

Leer mas...
6332805ad9

Endodoncia

Endodoncia, también denominada desvitalización dentaria o vulgarment...

Leer mas...
AMk_Asisi_71

Tratamiento Preventivo

La atención preventiva es la mejor manera de combatir futuros problem...

Leer mas...
AMk_Asisi_33

Prótesis Dental

Aunque la odontología moderna centra todos sus esfuerzos en la conser...

Leer mas...
AMk_Asisi_52

Restauraciones

Restauraciones de porcelana grabada, carillas: a principios de siglo X...

Leer mas...
Mk_Asisi_19

Tratamiento Correctivo

En ocasiones, y a pesar de los cuidados preventivos anteriormente menc...

Leer mas...

Santa Isabel

3115263869 4081764 – 8004428
dentiplus02@yahoo.com Cra. 27 Nº 4A – 76

 

Chapinero

313 645 4608 2-121221 2-212705o
dentiplus02@yahoo.com Car. 17 Nº 60 – 39